Las danzas de la reina Isabel I

Un concierto de música renacentista presentado por los Windu no podía ser un concierto cualquiera. Y no lo es. “Las danzas de la reina Isabel I” (de Inglaterra, se entiende) es un concierto “al uso” y se desvincula en parte de la estética del primer espectáculo “Under Construction” pero sigue usando algunos elementos escénicos característicos de la marca Windu, como por ejemplo las proyecciones.

A pesar de que en las cortes actuales ya no se baila (estamos por ver que nuestros reyes se echen algun bailecito…), en otros tiempos el baile era el entretenimiento principal de la nobleza, fuente de cultura y poder, y una de las pocas ocasiones en las que se podía tener contacto físico con un desconocido.

Windu expone un abanico de danzas lentas y rápidas, con los pies pegados al suelo y con saltos, con coreografías sencillas o complicadas, en grupo y por parejas. Junto al branle se encuentra la majestuosa pavana, la vigorosa gallarda, el alegre saltarello o la sensual zarabanda.

¿Qué es Windu?

Windu es un inusual cuarteto de flautas de pico que combina repertorio histórico y actual con una intersante y contemporánea puesta en escena. Su objetivo, romper con la idea del concierto “al uso” ofreciendo espectáculos atractivos para todos los públicos. Con su primera propuesta titulada Under construction (2016) consiguieron el elogio del público habitual de los conciertos música clásica gracias a sus precisas interpretaciones, además de sorprender al público sediento de nuevos formatos. 

Un pequeño órgano humano

Windu trabaja esa sonoridad tan característica del conjunto de flautas como el mejor de los artesanos y la pone al servicio de aquellas músicas que más les emocionan. Independientemente del background histórico y cultural que cualquier música actual o histórica pueda tener, a los Windu les interesan sobretodo las emociones que despiertan en la actualidad. No solo interpretan el repertorio histórico típico del conjunto de flautas de pico sino que también apuestan por la música contemporánea, las adaptaciones de música popular y la creación de bases de música electrónica.

Música al servicio de un espectáculo

Windu cree que la mejor forma de difundir este instrumento ancestral es mediante una puesta en escena que lo magnifique. Para ello integran en el proceso creativo de sus espectáculos a una dirección escénica y a un equipo de profesionales que consiguen acercar sus conciertos al concepto de espectáculo global.

Un proyecto innovador y premiado

Su primer espectáculo titulado Under construction (2016), dirigido por Iban Beltran y que ha recibido los elogios de público y de programadores culturales de prestigio, fue reconocido por la Asociación de Grupos Españoles de Música Antigua (GEMA) con los Premios GEMA 2016 a la Innovación, al Mejor Grupo Joven y con el premio del público al Mejor Grupo de Música Antigua de España. Además recientemente ha sido calificado como “espectáculo de especial interés” por la comisión de música del Programa.cat.

Actualmente está en el proceso de creación de su segundo espectáculo, que se estrenará en la primera mitad del 2020.

Notas de programa

Las danzas del renacimiento

Los años que transcurrieron entre 1530 y la publicación de Dixhuit basses dances… (para laúd solo), y la segunda edición de las Neue artige und liebliche Täntze (para conjunto a cuatro voces) de Valentin Haussmann, fueron testigos de la publicación de muchísima música de danza – aunque no sepamos realmente cuánta de esa música se utilizaba expresamente para danzar-. Desde luego, la miríada de piezas de danza editadas para laúd y tecla eran arreglos estilizados que nunca vieron un salón de baile. Por otra parte, muchas colecciones de danza publicadas en el fomato de particella y por ello presumiblemente destinadas a conjuntos instrumentales recogen con toda probabilidad el repertorio de las bandas de danza del siglo XVI y principios XVII. Hoy van a escucharlas con un formato más adecuado a la época, instrumentación que debía ser bastante corriente por la facilidad del transporte de instrumentos (flautas y percusión). Tanto la primera composición de Dowland, la segunda de Byrd y la última de Jacob Paix son originales para teclado.

El contrapunto en Inglaterra y España

Tres compositores ingleses frente dos españoles: ¿Por qué? Para comparar. Es interesante escuchar como la música de la Inglaterra Isabelina muestra una interesante mezcla de independencia con respecto a la música del continente y, al mismo tiempo, la tendencia hacia ésta. Buscaban la inspiración en Italia y la filtraban a la sensibilidad inglesa. A diferencia de España, en Inglaterra intentaban no importar músicos y, por ejemplo, la capilla de Isabel I eran completamente autóctonos. Los compositores ingleses cultivaron dos géneros principales de canción profana: la consort song, para voz solista y acompañamiento como las que podrán escuchar de Dowland; y la part song, canción polifónica como Simpson y Ashton. En contraposición, podremos escuchar una obra para órgano con un motivo cromático que se repite durante toda la obra del compositor catalán Gabriel Menalt, aún bastante desconocido hoy en día y dos obras de Antonio de Cabezón. También se podrá escuchar una canción muy popular de la época “Robin” de Simpson y el gran “hit” del renacimiento español el canto del Caballero, inspirado en el caballero de Olmedo de Lope de Vega. La otra obra de Cabezón es un tema con variaciones, composición muy común tanto en España como en Inglaterra (grounds).

John Playford y “The English Dancing Master (1651)”

Nombre de la primera edición del recopilatorio de 105 bailes del compositor John Playford. Queremos terminar el concierto haciendo un pequeño recopilatorio de este libro de gran éxito no solo del renacimiento sino de hasta nuestros días. Se han hecho de él 18 ediciones. La primera se publicó en 1651 y la última 1728, introduciendo nuevas canciones y bailes, mientras dejaban caer otras hasta que el trabajo abarcó tres volúmenes. Los bailes de The Dancing Master fueron publicados nuevamente por Cecil Sharp a principios del siglo XX, y en estas formas reconstruidas siguen siendo populares entre los bailarines de hoy.

Es muy probable que en el s.XVII se escucharan con la formación que nos presenta Windu Quartet, de esta forma nos adentramos al punto siempre “de debate” del sonido original.

Déjense llevar por estos grandes “hits” del renacimiento y disfruten de esta sonoridad tan popular, fresca, amable y simple.